Inicio / Noticias /

Minera Río Mosna y Projusticia: más precisiones desde Antamina

Hace unos días Compañía Minera Antamina decidió salir al frente de una campaña que venía siendo impulsada en algunos medios por dos instituciones: la empresa Minera Río Mosna y la Asociación Civil Projusticia.  La respuesta de Antamina se conoció a través de una comunicación que permitió aclarar  versiones tendenciosas y falsas en las que se habían mezclado diversos conceptos, temas y situaciones.  

Así, se reveló que existe un proceso judicial entre Antamina y Minera Río Mosna en el que Projusticia ha tomado parte; que este caso nada tiene que ver con una compra de tierras en Llata, en la provincia huanuqueña de Huamalíes, y que no es cierto que Antamina esté realizando actividades de explotación minera en Huánuco a espaldas de su población y de sus autoridades, un hecho que se puede confirmar con sólo ir a la zona.

Del mismo modo, Antamina precisó que el proceso legal que actualmente mantiene con Minera Río Mosna se refiere a unas concesiones de esta empresa que se superponen a  predios que son propiedad de Antamina. Éstos se encuentran ubicados en Ancash; en ellos, Antamina viene ejerciendo legítimamente actividades  como propietario del terreno superficial y no es cierto que allí se estén ejecutando labores de extracción de mineral u otras similares.

Así se resume este asunto desde Compañía Minera Antamina: “las actividades que Antamina realiza en la zona que hoy es motivo del proceso judicial no tienen naturaleza minera, no son labores de extracción mineral, se trata de actividades “civiles” conexas al proyecto minero; estas  labores se encuentran plenamente autorizadas por las entidades competentes del Estado y se realizan únicamente dentro del predio de propiedad de Antamina, ubicado en el distrito de San Marcos, provincia de Huari, departamento de Ancash  y no en Huánuco”.

En un nuevo documento, Projusticia busca justificar su interés en este caso exponiendo una serie de preguntas que no hacen más que confirmar su vinculación con Minera Río Mosna. Ambas instituciones se presentaron juntas en la ciudad de Huánuco para hablar del caso, a mediados del año pasado. Estuvieron: Christian Hudtwalcker, ejecutivo de Minera Río Mosna, y Fernando O´Phelan, de Projusticia. Pese a esto, algunos medios dieron de cuenta de la conferencia como si sólo hubiese sido convocada por la Asociación Civil Projusticia.


Conferencia de prensa conjunta de Projusticia y Minera Río Mosna en Huánuco.
Foto de arriba: Antamina no hace minería en Huánuco. En la foto, la zona de Llata señalada por Minera Río Mosna y Projusticia.

El informativo web Inforegión escribió: “(…) La asociación civil ProJusticia dio a conocer que la minera Antamina tendría la intención de ingresar a Huánuco por el territorio de Llata (…)Fernando O’Phelan Pérez y Chirstian Hudwacker Pinilla, representantes de dicho organismo civil, dijeron que ProJusticia no está en contra de la minería en nuestro país (…)”.
http://www.inforegion.pe/medio-ambiente/164067/cuestionan-actividades-mineras-de-antamina-en-huanuco/

Bajo el título “Huánuco: Acusan a Antamina de pretender convertir a Llata en botadero minero”, la web del Centro Peruano de Estudios Sociales, CEPES, precisa que “según lo advirtieron en esta ciudad el abogado Fernando Ophelan y el periodista Christian Hudtwalcker, ambos de la ONG ProJusticia”.
http://www.cepes.org.pe/notiagro/node/18623

En su más reciente comunicación pública, Projusticia hace una serie de preguntas a Antamina, aquí la empresa sólo ha querido reiterar que actúa de acuerdo a la ley y a las normas, que sus operaciones cuentan con todas las autorizaciones necesarias y que es Projusticia la que debería aclarar su verdadero papel frente a Minera Río Mosna.

Finalmente,  Antamina coincide en que en el Perú debe primar siempre el estado de derecho y que, por eso, la Asociación Civil Projusticia debería dejar que el Poder Judicial decida sin “ruido mediático”, con independencia y de acuerdo a ley.

Oficina de Comunicaciones
Compañía Minera Antamina

logo