Menu
Inicio / Sobre Antamina / Nuestras Operaciones / Componentes de la mina

Componentes de la mina

os componentes de la mina son: el tajo, la planta concentradora, presa de relave, mineroducto, Puerto Punta Lobitos

La Mina

Antamina es considerada una de las diez minas más grandes del mundo a nivel de producción y en el Perú ha realizado una de las mayores inversiones mineras en su historia: US$3.600 millones, que incluyen lo invertido en la expansión de sus operaciones. En Antamina, basamos nuestro desempeño en tres pilares fundamentales: seguridad, productividad y costo. En este sentido, el valor más preciado que tenemos radica en nuestro equipo, es decir, en las personas que conforman la familia Antamina. Debido a ello, es importante destacar la importancia de la seguridad de nuestra gente y de nuestro trabajo. Asimismo, es motivo de orgullo para nosotros afirmar que en el área de mina contamos con el 100% de trabajadores peruanos.

La mina se encuentra ubicada en la quebrada Antamina, en el distrito de San Marcos, Ancash y tiene una vida útil estimada hasta el 2029. Las reservas totales ascienden a 745 millones de toneladas métricas.

 

El Tajo

El depósito mineral de Antamina es de tipo skarn de cobre-zinc, plata, molibdeno y bismuto y, en la actualidad, es considerado el más grande del mundo. Es importante manifestar que el método de explotación que realizamos es el de tajo abierto conocido como open pit, siendo una de las características principales en su diseño los bancos de explotación de 15 metros de altura.

 

Planta concentradora

La planta concentradora de Antamina es un espacio fundamental dentro del proceso productivo, ya que aquí se reciben los diferentes tipos de mineral que serán procesados. Podríamos decir que la función principal de esta planta es recibir el mineral fragmentado para poder dirigirlo al proceso de molienda y posteriormente a la zona de flotación, donde con la ayuda de un proceso físico químico se recupera los metales valiosos como cobre, zinc, molibdeno, plata y plomo.

Asimismo, este proceso se realiza por periodos de acuerdo a las etapas del plan de minado.

 

Presa de Relaves

La excepcional presa de relaves de Antamina -la más alta del mundo en su tipo- tiene capacidad para almacenar 570 Mton. de material estéril o 330 Mm3 durante el tiempo de su vida útil. La presa de relaves de Antamina está diseñada para garantizar seguridad. Cuenta con un sistema técnico de control de riesgos a través de instrumentación clave que garantice una operación eficiente.

Ubicada en la quebrada de Huincush y a tres kilómetros de la planta concentradora, esta poza de relaves cuenta con una presa de arranque de 135 metros de altura y con una placa interior de concreto reforzado. Esta elevación está protegida, a su vez, con geo-membranas de alta densidad para evitar posibles filtraciones desde la poza de relaves hacia el exterior.

Túneles de drenaje, inyecciones de concreto -de hasta 80m. en los estribos- y canales colectores de agua de lluvia -con capacidad final de 25m3/seg- complementan una obra de alta tecnología, lo que garantiza el cuidado del medio ambiente, así como su estabilidad estructural.

Está construida a prueba de fallas estructurales para mantenerse estable ante un Máximo Sismo Creíble (MCE) y está preparada para contener lluvias torrenciales extremas. El diseño considera la instalación de instrumentación geotécnica de control para monitorear permanentemente los asentamientos, deformaciones, cambios de niveles de agua y filtraciones.

Asimismo, cuenta con el respaldo y continuo seguimiento y monitoreo de reconocidos expertos a nivel internacional, así como con la supervisión de organismos como la OEFA y OSINERGMIN. La presa de relaves no solo es empleada en la disposición de las fracciones no comerciales de lo procesado en la molienda, sino también para recircular el 98.5% del agua empleada por la concentradora. De esta manera, Antamina no afecta cuerpos de agua altoandinos, sino que minimiza el empleo de agua fresca en su operación.

Las descargas que se realizan, desde la presa de relaves hacia el valle de Ayash, alcanzan un grado de cumplimiento superior al 98%, de acuerdo a las frecuencias observadas desde el año 2004, y aseguran la libre disponibilidad del recurso en el valle como flujo ecológico todo el año en -al menos- un caudal de 150 l/s.

Mineroducto 

El mineroducto es una tubería reforzada que corre bajo el suelo y que es monitoreada en toda su trayectoria. Así, este ducto ha sido diseñado con el uso de la tecnología más avanzada, que incluye una red de fibra óptica entre la mina y Huarmey. Este tubo metálico recubierto transporta concentrados de cobre o zinc desde la Mina (San Marcos) hasta Puerto Punta Lobitos (Huarmey).

El mismo tiene tres capas:

  • Recubierta externa de plástico (Polietileno)
  • Tubo de acero
  • Cubierta interna de plástico grueso (HDPE)

Este ducto, tiene un diámetro que no pasa los 25cm y cuenta con 4 estaciones de válvula en el Valle Fortaleza y una estación terminal en Puerto. Este mecanismo está diseñado para proteger el medio ambiente en caso ocurriera algún accidente.

Puerto Punta Lobitos – Huarmey

El puerto Punta Lobitos fue diseñado para filtrar los concentrados de cobre y zinc provenientes de la concentradora ubicada en Yanacancha, y así exportar el mineral a los diferentes puertos internacionales de desembarque. El puerto cuenta con instalaciones costeras y marinas para recibir, filtrar y almacenar los concentrados, así como un muelle de 271 metros de largo que soporta la faja transportadora hermética utilizada en los embarques.

El puerto Punta Lobitos está ubicado a un kilómetro al oeste de Puerto Huarmey, a 140 kilómetros al sur de Chimbote y a 300 kilómetros al norte de Lima.

 

Descubre Antamina a través de este tour virtual 

Toda la información que necesitan nuestros proveedores