Menu
Inicio / Noticias & Publicaciones / Santa Rosa de Cajacay

Santa Rosa de Cajacay

Santa Rosa de Cajacay – Una experiencia que enseña

La Comunidad de Santa Rosa está ubicada en la provincia de Bolognesi –distrito de Cajacay– en el cálido valle de Fortaleza, Áncash. Dentro del territorio de esta comunidad, el 25 de julio del 2012, ocurrió una fuga de concentrado de cobre en una de las estaciones de válvulas del mineroducto de Antamina. Dicha estación está a más de 15 kilómetros del centro poblado de Cajacay.

En honor a la verdad y por el respeto que en Antamina les debemos a todos los pobladores de Sta. Rosa y del Perú en general, dedicamos estas líneas a explicar bien este evento –aislado–  en la historia de Antamina.

¿Qué ocurrió?

La falla fue puntual. Fue una fuga de concentrado de cobre debido a la rotura de un codo de tubería en el interior de la estación de válvulas conocida como VS-1. Producto de esa falla específica, el 93% del concentrado de cobre –de la fuga– se quedó en las pozas de contención, es decir que sólo el 7% del concentrado escapó de la estación de válvulas. En ese sentido, es importante manifestar que el concentrado que escapó fuera de la Estación de Válvula VS-1 en Santa Rosa de Cajacay, fue una pequeña cantidad, proporcional a la carga de una camioneta Pick Up, es decir, que no podemos hablar de grandes cantidades ni de medidas significativas en este incidente.

Controles de Seguridad

Creemos que es importante empezar explicando que nuestro mineroducto es un tubo metálico recubierto, que transporta concentrados de cobre o zinc desde la Mina (San Marcos) hasta Puerto Punta Lobitos (Huarmey). Dicho tubo consta de tres capas, siendo la primera, una cubierta de plástico grueso (HDPE), un tubo de acero, la segunda, y una recubierta externa de plástico (polietileno) la tercera. El mineroducto tiene un diámetro que no pasa de 25cm.

El recorrido por el que transcurre el mineral dentro de nuestro mineroducto –303.7 Km. de distancia– consta de cinco estaciones de válvulas diseñadas justamente para prevenir cualquier inconveniente. Asimismo, dicho recorrido está constantemente monitoreado y, debido a ello, pudimos detectar la falla de manera inmediata y con la diligencia que nos caracteriza, tomamos acciones a tiempo, velando así de manera primordial por la salud de las personas que podrían haberse visto afectadas.

¿Qué se hizo?

En Antamina tomamos acciones inmediatas de seguridad una vez producida la fuga del concentrado de cobre. Una muestra de ello lo vemos en las diversas mejoras que implementamos en el mineroducto, como es la perfección de la identificación de la válvula de cierre. Asimismo, hemos construido muros de contención en las estaciones de válvula para que, en caso de algún incidente, el concentrado se mantenga dentro de la estación. Del mismo modo, se han automatizado las válvulas para su rápido cierre desde la sala de control de mina en caso de emergencia. Además, mejoramos los sistemas de alertas en caso de alguna emergencia con anexos telefónicos, radios UHF y teléfono satelital, de tal manera que aseguremos la comunicación en todo momento.

Protección de la Salud

Para Antamina la salud y el bienestar de las personas es lo más importante. Debido a ello, buscamos de manera inmediata evitar que las personas pudieran verse afectadas y en todo momento nuestra preocupación principal fue el cuidado de la población, de los niños, mujeres y pobladores en general que se hayan podido ver expuestos a este accidente.

¿Qué se hizo?

Ante lo sucedido y dado nuestro compromiso con la comunidad, la población y las autoridades del país, se conformó la Comisión de Salud. Dicha comisión estuvo integrada por autoridades locales, representantes de la comunidad, Iglesia, el Ministerio de Salud y la propia empresa. Las coordinaciones y las reuniones entre: la Comunidad, CENSOPAS, Ministerio de Salud, Colegio Médico del Perú, OEFA, OSINERGMIN, PCM, Ministerio de Agricultura, Ministerio de Energía y Minas, Congresistas de la República, Antamina, Iglesia, otros, estuvieron financiadas en su totalidad por Antamina.

Los 3 primeros días luego del accidente, se atendieron a 210 personas entre el Puesto de Salud de Santa Rosa y la Clínica San Pablo Huaraz bajo protocolos establecidos por el equipo de toxicología de EsSalud (Hospital Guillermo Almenara).

Buscando prevenir cualquier tipo de riesgo, todos los pobladores que manifestaron alguna molestia, fueron atendidos, diagnosticados y dados de alta.

Además, tomamos acciones buscando mantener el buen cuidado de la salud de los pobladores. Debido a ello, entre agosto y diciembre de 2012, seleccionamos e instalamos dos equipos médicos de especialistas (a cargo de la Comisión de Salud y del Colegio Médico del Perú).

De enero del 2013 a la fecha, contratamos un médico, una enfermera, una obstetriz y dos técnicos para el P.S. Santa Rosa. Asimismo, contratamos un médico, un laboratorista y un conductor para el P.S. Cajacay. De julio a diciembre 2013 el Personal de salud contratado y el personal que elaboró el Plan de Salud Santa Rosa y Cajacay, estableció una mesa de trabajo a cargo de la PCM con la participación de las autoridades del distrito de Cajacay y las instituciones involucradas. Allí se aprobó el Plan de Salud que resume las recomendaciones del INS-CENSOPAS y cuya ejecución está a cargo de la DIRESA Ancash, con el apoyo de Antamina.

El Plan de Salud fue elaborado por la Comisión de Salud de Cajacay, el CENSOPAS, la DIRESA Ancash y la Estrategia Nacional de metales pesados.

Tomando en cuenta lo sucedido, es de vital importancia manifestar que especialistas y estudios en todo el mundo indican que el concentrado de cobre no deja efectos en la salud e integridad de las personas. Mencionamos esto, ya que no existen niveles de referencia oficiales para cobre en el Perú, por lo que nos hemos basado en algunas instituciones internacionales como: Agencia de Sustancias Toxicas Americana (ATSDR) Organización Mundial de la Salud (OMS) Centro de Control de Enfermedades (Estados Unidos) Mayo Clinic Laboratories (Estados Unidos).

Supervisión del Medio ambiente

El 14 de febrero de 2013, en cinco puntos de monitoreo de suelo, los valores referenciales para arsénico y cobre se encontraban dentro de los estándares de calidad ambiental referenciales. Los resultados obtenidos de la evaluación de calidad de aire no superaron los estándares nacionales e internacionales de calidad de aire.

Es importante mencionar que la fuga de concentrado de cobre sólo sucedió en Santa Rosa y no en Cajacay, que se encuentra a más de 15 kilómetros de distancia. Del mismo modo, es necesario indicar que el concentrado nunca llegó al río y que la limpieza del concentrado de cobre fue verificada y aprobada por la comunidad (Tenemos las actas que lo confirman). Del mismo modo, los monitoreos de agua, aire y suelo en Santa Rosa confirman que todo está bien con el medio ambiente en la zona.

¿Qué se hizo?

Asimismo, es necesario afirmar que el área aledaña a la estación VS1 se remedió totalmente en coordinación con las autoridades locales, nacionales y la comunidad. La OEFA (Ministerio del Ambiente), a través de la Dirección de Evaluación, ejecutó monitoreos ambientales de suelo y aire, encontrando los valores referenciales dentro de los estándares de calidad ambiental.

Creemos que es nuestro deber manifestar con verdad y transparencia los hechos y las acciones que tomamos y por ello exponemos de esta forma lo sucedido. Se han realizado numerosas investigaciones sobre este evento aislado y como consecuencia de ello hemos acumulado mucha información detallada sobre el mencionado suceso, por lo que los remitimos a nuestro sitio de noticias donde podrán ver con mayor detalle este caso: Noticias Cajacay.

Infografías:

– Ambiente

– Seguridad

– Salud