Menu
Inicio / Noticias & Publicaciones / Bosque de Huarmey

Bosque de Huarmey

Gracias a Antamina, se crea el bosque de Huarmey como un proyecto viable para transportar minerales

En las inmediaciones de Huarmey (276 km al norte de Lima) existe hoy un bosque de 177 hectáreas (4 veces el Golf de San Isidro en Lima) donde conviven aves, algunos mamíferos y hasta frutos que penden de los árboles. Sin embargo, este bosque –hace once años– era un típico desierto de la costa peruana: un brazo ancho y arenoso que en algún momento daría pie al primer escalón de los Andes. ¿Cómo nació este gran bosque en mitad del desierto? La respuesta está en una idea revolucionaria que tuvo Antamina con respecto al transporte de su mineral. La extracción minera de Antamina ocurre en los Andes de Ancash, 305 kilómetros al este de Huarmey. El traslado del mineral desde los Andes hasta el puerto de embarque de Antamina (ubicado en el mar de Huarmey) es posible gracias a nuestro mineroducto que traslada el concentrado mineral en forma de “pulpa”, donde el 40% es agua. ¿Qué hacer con toda esa agua? Dicha pregunta la venimos respondiendo desde el año 2001. Desde entonces funciona un sistema de disipación de aguas en Punta Lobitos, Huarmey. Así pues, una vez que el agua con mineral es recibida en el puerto, esta es separada por gravedad en clarificadores antes de su filtrado. La totalidad del agua (equivalente a un flujo variable de 28 a 35 litros por segundos) es tratada debidamente para obtener agua limpia que es aprovechada para el riego por micro-aspersión del creado bosque de Huarmey, el único que tiene el departamento de Ancash en su zona costera. Así nació el éxito del bosque de Huarmey y radica en  los estudios especializados en hidrología, biología, geología, meteorología, topografía, etc.